24 de enero de 2009

Mega puente de vacaciones

En mi afán por recuperar el tiempo perdido de vez en cuando, os tengo que contar cosillas que han pasado hace tiempo pero no por ello son menos importantes. Esta semana toca, nuestro mega viaje de 4 días a Kyoto y Nara. Como siempre, y para no perder las buenas costumbres, aquí os dejo los links de las dos ciudades donde podréis leer, algo más serio
Como introducción, deciros, que son dos ciudades enclavadas en la región de Kansai, al sur de Tokyo y que podríamos decir, que es una de las regiones con más sitios que visitar, ya que aquí también se encuentran ciudades famosas como Osaka o Kobe y muy cerca Hiroshima. Empecemos.

DIA 1
Bueno tras unas semanas estresantes de curso de japonés pensamos que no estaría mal hacer un poco de turismo por algún sitio distinto de Tokyo. Así que, cogimos el shinkansen, nombre que se da a los trenes de alta velocidad, y nos fuimos a visitar Kyoto y Nara. Salimos de clase directamente a la estación de Tokyo para coger el tren y tres horitas de viaje para el cuerpo, aunque como evidentemente os imagináis he desarrollado una táctica increíble para quedarme dormido en los lugares más insospechados, así que me tronché.
En esta ocasión el equipo estaba formado por el gran Karl de Estonia, Steffano desde Italia y como no Dani, Lara y yo de la tierra del Toro. Así que, con las mismas llegamos a Nara tras todo este viaje. Allí nos dispusimos a encontrar el lugar donde íbamos a dormir durante dos días. Un sitio que estaba un poco escondido pero que al final resultó que estaba bien situado y todo. Cuando llegamos allí, la primera impresión no fue muy alentadora era un tipo hostel con un montón de camas para todos en un sitio súper frío. Pero una vez pasado el tiempo el sitio, y sobre todo la gente que lo llevaba, nos trató genial así que nada que objetar. La primera noche para cenar encontramos un sitio bastante chulo y barato donde nos pusimos ciegos por tan solo, 700 yenes, unos 4-5 euros. No sin antes, claro está, superar la tentación de ir al McDonald y comernos la famosa Quarter Pounder que no hay todavia en Espana. Pero bueno con la promesa de volver al día siguiente nos fuimos al restaurante. Ese día no trajo nada más, porque estábamos cansados y queríamos descansar.

DIA 2
A la mañana siguiente empezó lo realmente duro, que era la visita a la ciudad de Nara. Simplemente deciros que fue la primera capital de Japón, allá por buff o más. Es bastante bonita y tiene un montón de templos espectaculares. Otro punto fuerte de la ciudad es que es bastante pequeña y puede ser visitada en 5 o 6 horas, ya que todo esta bastante cerca. Pero bueno como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo unas cuantas fotos del panorama.
Ahi lo teneis el nuevo honda "VAMOS" si es que es grito tan de nuestros deportistas está en todo los sitios.
Como no, después de un día duro de trabajo pensamos que disfrutar de los placeres japoneses no estaría mal. Así que, directos a los baños públicos mas cercanos a nuestro hostel. Tras estar platicando con los responsables y recomendarnos un buen onsen, allí nos plantamos. Como os imagináis, Nara es una ciudad pequeña y en comparación con los otros onsen donde habíamos estado, sin duda este era diferente.

Llegamos allí todo flamencos y en la entrada hay una mujer de mediana edad, unos 50-60 años, que nos cobró la entrada y nos dijo allí están las taquillas. Lo curioso de todo esto es que la taquilla de la mujer estaba justo dentro de los vestuarios de los chicos y por lo tanto podía ver todo lo que pasaba. Unido esto a que la media de edad de los usuarios de este onsen era de unos 70 años, el famoso dicho que los europeos la tienen mas grande y que nosotros como unos campeones ni nos tapábamos ni nada, la mujer se puso ciega. No paraba de mirar la tía.

Bueno una vez estábamos como Dios nos trajo al mundo nos fuimos hacía dentro. Normalmente en los onsen donde habíamos estado te dan el jabón y el gel dentro de los baños, no los tienes que traer. Pero este caso era distinto, al ser un baño público teníamos que haberlo traído de casa, al igual que la toalla para taparnos. Así que con las mismas y en bolas salimos a pedir a la señora una pastillita de jabón para lavarnos. Otra vez que se puso ciega. Total que allí disfrutamos de los placeres de la vida al lado de los combatientes de la Segunda Guerra Mundial. Aquí, otra cosa típica, es que la gente, con una toalla que metes dentro del baño, se tape sus partes pero nosotros como no teníamos cada vez que salíamos y entrábamos al agua pues claro enseñábamos todo. Imaginaros como seria la situación que la señora de fuera nos mandó un juego de toallas para taparnos por medio del coronel Yamamoto (82 anos, el cual estuvo en Perlharbour).

Tras la experiencia una vez relajados y limpios nos dispusimos a comer y a la camita que al día siguiente íbamos a Kyoto temprano. Pero antes de eso, sorpresa. Llamamos al hostal de Kyoto para confirmar la reserva y resulta que el colega dice que no hemos hecho ninguna reserva. El tío era un figura, así que al final quedamos con él en que íbamos a ver si nos podía encontrar algo.

DIA 3
A la mañana siguiente madrugamos y tras el obligatorio desayuno en le combini sin parar de correr, porque íbamos tarde para variar, nos fuimos para Kyoto. En el tren vivimos una de esas situaciones que aquí llamamos el efecto Gaijin. Gaijin, significa extranjero en Japones en tono despectivo. El efecto gaijin consiste en que tu te sientas en el tren y no sabes como ni porque pero todos los asientos se llenan menos los que están a tu lado. Ya tiene que estar el tren hasta las trancas para que se sienten a tu lado. No se porque será… yo creo que me duché en las ultimas olimpiadas y fueron en 2008.

Bien pues llegamos a Kyoto y nos dirigimos al lugar donde habitaba nuestro amigo el “figura”, mas conocido como Oliver. Brasileño que sabía español y que vivía en Japón como profesor de ingles porque había estudiado en Canadá pero al final se quedo allí. Vamos una película de la leche. Allí discutiendo con el tío en Español, que si que hicimos la reserve, que nos tenias que haber llamado, que si es tu culpa que si es la mía, al final le dijimos que nos íbamos de turismo que le llamábamos en 2 horas y nos tenia que decir que pasaba con las camas porque todavía no teníamos claro si íbamos a dormir en la calle.

Así que rumbo a las cosas bonitas. Igual que en Nara no hay mucho que decir solo que veías las fotos que merecen la pena.


Llego el momento y llamamos al colega y gracias a Dios, a la suerte y a que con Dani tenia algo especial, una relación de amor odio, discutiendo todo el día, nos consiguió las camas aunque una de ellas era estilo Japonés vamos al suelo. Así que ya mas tranquilos seguimos con el día de turismo.
Este es uno de los templos mas famosos de Kyoto, conocido como Golden Pavilion, a mi personalmente me gusto mucho. Está bañado en una especie de recubrimiento de oro y tiene un hermano pequeño conocido como Silver Pavilion. Y direis y estará recubierto de plata, pues no. Estaba de obras asi que no vimos mucho pero lo curioso de este templo es que aunque su nombre "de plata" nunca llegó ha recubrirse con este material ni nada parecido.

Al finalizar la noche cenamos y directamente a la cama que estábamos un poco rotos. Por suerte, en el hostel había mucha mas gente de distintas nacionalidades y entre ellas conocimos también, a dos compatriotas catalanas que al final se fueron del hostel, porque el figura les prometió sitio y no se lo consiguió y cuando llegaron allí… sorpresa, no hay sitio. Entre todas las personas que conocimos mención especial para la amiga alemana de Karl. Que como persona que ostenta el titulo de último latin lover europeo estuvo allí trabajando pico y pala constantemente. Un abrazo Karl. Best regards Karulo.

DIA 4

Bien, este día no fue distinto de los demás y todo comenzó en el combini. Un trozo de pollo frito, un sandwich y un Van Hauten y manos a la obra. Resumiendo un poco deciros que veías las fotos que son lo mejor de la ciudad. Sin olvidaros de los comentarios claro.
El tiempo este día no acompaño mucho pero bueno paraguas en mano aguantamos como unos campeones. Como no, en la ciudad de las geisas vimos a una e incluso inmortalizamos el momento.


Y por si fuera poco, después de la paliza de todo el día vuelta a Tokyo en un autobús nocturno, solo 8 horas de viaje sin parar. Con el objetivo de llegar de empalmada al centro para estudiar Japonés. Salimos de Kyoto a eso de las 11 de la noche y llegamos a Tokyo a las 6.15 de la mañana. Una paliza. Al menos a mi me dio tiempo de ir a casa dejar las cosas, ducharme y echar una cabezada para descansar. Pero imaginaros los que no pudieron como mi amigo Karl y Steffano que los pobres se quedaron fritos en clase sin más remedio.

Y nada ese fué nuestro viaje a esas tierras del sur. La verdad es que cuando te acostumbras a vivir en un sitio como Tokyo luego cuesta cambiar. Kyoto es todo lo contrario a Tokyo, tradicional, pequeña, con calles amplias, un metro tranquilo vamos otro Japón.

Un abrazo para ello un beso para ellas

PDT: Para mi amiga la de los resúmenes. Este articulo trata de cuando fuimos a Kyoto y a Nara, hacia mucho frío y vimos muchos templos. Muak
PDT2: Siento si algunas palabras están mal escritas pero es que los teclados japos a veces se me escapa alguna faltilla.

17 de enero de 2009

Volviendo a las andadas

Bueno chavales, chavalas:

Después de mucho tiempo vuelvo a escribir en este mi blog. Han pasado casi dos meses desde mi último artículo, espero que me lo perdonéis, pero la vida durante estos últimos meses ha sido muy ajetreada. Ya sabéis que si presentaciones finales, que si viajes, que si fiestas, que si curso de japones, que si redacciones en definitiva muchas cosas. Por eso antes de empezar a contaros todas las cosas que os tengo que contar en estas próximas semanas, me gustaría que vieráis un video de todo lo que hemos hecho, todos los Vulcanus, durante estos primeros 4 meses. El video ha sido donado por la gentileza del gran Alex, al cual desde aquí le doy las gracias. Espero que os guste.

http://www.youtube.com/watch?v=tQi38V6C69M


Un abrazo a todos y esta semana os dejare colgado alguno de los articulos que tenemos pendientes. Ciao

14 de enero de 2009

Y vino el rey

Bueno como íbamos diciendo.....

Al volver de Shimane donde pasamos un fin de semana con una típica familia japonesa, salimos del avión y nos dispusimos a ir a la recepción que el rey hacia a los residentes españoles en el hotel Imperial Palace de Tokio con motivo de la visita de los monarcas al país del sol naciente. Corre que te corre con las maletas para allá y para acá, menudos sudores vamos que llegue a ver al rey que parecía que venia de la piscina. Pero bueno, una parada técnica en el baño y como nuevo. El hotel era espectacular tenia infinitud de salas y donde estábamos nosotros era bastante grande. Para entrar dentro unos controles de seguridad de la leche a la española.

"A ver, ¿tienes la invitación?". Si la tengo. "¿Y este que viene contigo?". "No"."Pero ¿viene contigo?"."Si"."Venga pasa". Ahi estamos como siempre marcando tendencia. Bueno también había unos arcos de seguridad por si las moscas.

Una vez dentro salude a algunas de las personas que conocimos en la embajada el día de hispanidad que estaban por allí como todos cogiendo posiciones. Pero no para ver al Rey, sino para estar cerca del jamón de después. Conocimos también a bastantes personas de por aquí, de Madrid y estuvimos charlando mientras esperábamos a sus majestades de las cosas fantásticas que tiene nuestro país.
Y de repente el speaker que se había comido un payaso (mira que era soso el tio) dijo:"por favor hagan un pasillo para que sus majestades puedan acceder al atril. Gracias. También les ruego silencio a partir de ahora". Claro como no podía ser de otra manera la gente abrió el pasillo, pero claro todos querían esta en primera fila y eso que yo sepa es técnicamente imposible, según las leyes de la física y sobretodo porque el espacio era limitado. Bueno tras los empujones llegó la segunda parte que era la que se refería a guardar silencio. Como buenos españoles allí aplicamos la norma de los 15 segundos, si en esos 15 segundos el Rey no aparece directamente comentamos la jugada: "Si es que se nota que es español no puede llegar a la hora", "¿Tu, donde crees que pondrán el jamón?", "Pero, ¿por qué no te callas?" y así sucesivamente vamos que aquello parecía un autobús de la Blasa en hora punta.

Total que tras coger la posición me cuadré para esperar al rey. Ese momento que llevaba esperando todo mi vida, conocer al Rey del país más grande del mundo, el Rey de España, estaba por llegar. Y así fue. De repente aparece el Rey y la Reina por el famoso pasillo, saludando con ese estilo tan peculiar, pasan a nuestro lado y se suben al escenario preparado con la bandera de nuestro país y un atril. Y fue entonces cuando sonó. Si sonó. Sonó quizá una de las melodías mas bonitas que he oído, el himno de España. Con la mano en el pecho, como no podía ser de otra forma mirando a sus majestades, escuche el himno y fue cuando recordé lo que echaba de menos mi tierra y a mi gente. Así que sepáis que en ese momento me acorde de todos vosotros.

Una vez acabado el acto protocolario el Rey dió un discurso en su tono de voz habitual, aunque esta vez no tuvo que hacer el cambio de cámara del discurso de Nochevieja. Hay que reconocer que el hombre esta mayor. Bueno total que terminó y bajo del estrado para saludar a la gente. Increíble saludó a todo el mundo mas de dos horas saludando, tanto el como la reina. Y claro era la mía. Y allí me plante tras los consiguientes empujones. Y estuvimos charlando un momento frente a frente el Rey y yo. Acto seguido una abuela me quitó del medio con una foto del año 43 del rey y la reina, que venía de Fukuoka o de no se donde. Y le dice al Rey: "¿ se acuerda de esta foto?", y le dice el rey que es un cachondo: "Estábamos mas mayores ¿verdad?". Que fenómeno.
Viendo que allí la misión se había acabado, fuimos a ver a la Reina menos solicitada. Pero tengo que decir que me impresionó, pedazo de mujer. Super maja, super amable, atenta, estuvo preguntándonos que hacíamos allí, que tal con el japones e incluso estuvimos debatiendo sobre si debíamos exportar la siesta a las empresas japonesas en vez de tanto ejercicio. La verdad es que muy bien, toda una señora de los pies a la cabeza.
Bueno tras sus majestades, ya mas relajados tanto Dani como yo fuimos a ver a nuestro amigo el Embajador de España en Japón y nada como siempre allí estuvimos debatiendo sobre porque había venido el Rey y esas cosas.

Y claro después de tanto hablar intenté buscar algo de comida pero ya sabéis, aquello era como España y a coste cero demanda infinita. Vamos que no caté el jamón. Es entonces cuando recordé también las cosas que hacen a nuestro país diferente. ¿Que es eso de esperar el turno y de coger solo una cosa de cada?. Naaaada allí la peña a saco cogiendo cosas a puñados sin importarles los turnos, las colas ni nada vamos que había gente que se quedó allí fija en las mesas del catering. Pero bueno que le vamos a hacer, luego les decías algo y encima te miran mal.

Lo dicho ya mas relajado llego el momento cumbre de la tarde y fue cuando estuvimos hablando con la Ministra de Investigación sobre la educación en nuestro país. Con ella, si que estuvimos un rato largo hablando y la verdad es que nos pareció una mujer con las ideas bien asentadas. A ver si con un poco de suerte hacen algo y cambian la educación en nuestro país para bien claro. Con deciros que la dije: "No se como pero tienen que hacer algo porque esto es un desastre y no va a mejor". Le entraría por uno y le saldría por otro.
En esta foto estoy dando el discurso del día en el mismo sitio que lo hizo el rey para ir practicando por si las moscas.
Y no se nada mas la noche se desarrolló con calma. Lógicamente aunque no dejaban tomar fotos, nosotros una vez que se fue el Rey hicimos algunas que son las que os he dejado intercaladas por ahí. Disfrutarlas


En esta foto, yo y me gabinete de crisis estamos debatiendo sobre los presupuesto para afrontar la crisis de este año. Gracias a mi asesor David por esos consejos tan importantes en los momentos mas críticos. Que sería de mi sin su ayuda.

Y por último, el vídeo que salió en las noticias sobre ese día, a ver si sois capaces de encontrarme. Es muy complicado porque salgo casi al final al lado de un calvo y de espaldas. Así que si buscáis la cabeza mas grande seguro me encontráis.


Ciao bell@s