29 de mayo de 2009

Domingo de rabos

Como os he comentado en el artículo anterior, la fiesta del Hanami continuó el día siguiente con la celebración del Kanamara Matsuri (http://en.wikipedia.org/wiki/Kanamara_Matsuri). Bueno vamos a ver cómo puedo explicar esto sin que suene muy mal. Literalmente la palabra Kanamara Matsuri significa “Festival del falo de acero”, se trata de una festividad en la que lo que se celebra es la fertilidad por esa razón se sacan a pasea el instrumento. El falo de acero en cuestión medirá entre unos 2 metros por unos 50-60 cm de diámetro. Para que nos entendamos es algo más grande que yo.

Pero no contentos con uno tienen 2, uno de ellos es el falo rosa que veréis en el video y otro es el negro de tamaño más pequeño pero que también sacan a pasear, ahora bien, no me preguntéis porque. Sin duda alguna lo que más me sorprendió del acontecimiento fue la cantidad de gaijin que había. Parecía una convención de todos los extranjeros que viven en Tokyo.

Otra de las cosas más curiosas de esta festividad es como todo el mundo se desinhibe, sobre todo las chicas y muestran su lado más salvaje. Para que entendáis lo que digo chicos aquí os dejo algunas fotos.

Bueno las comparaciones son odiosas ya lo sé, pero de vez en cuando es bueno comparar para ver cómo va la cosa. En esta ocasión yo salí claramente perdiendo por un par de centímetros. :P
Todo el templo estaba lleno de atracciones y recuerdos para la ocasión. Empecemos por los recuerdos. Había piruletas con forma de pene, nabos tallados con forma de pene artesanalmente y también había recuerdos como muñecos practicando la postura del perrito, etc...
Con respecto a las atracciones aquello era como Port Aventura. Todas las chicas pasándoselo en grande con atracciones como la torre del deseo, el pene imposible, el llanero solitario, etc... simplemente mirar sus caras y descubriréis cada una de las atracciones.
Como también cabe destacar, que como los japos son unos degenerados con el tema del sexo, cada vez que una chica se acercaba a un mega pene de madera allí aparecían los japos con sus cámaras para tomar todas las fotos que pudieran para hacer luego con ellas yo que sé el que.
Y así transcurrió el día entre nabo y nabo y tiro porque me ha tocado hasta que llegó el momento de la procesión. Todo el mundo expectante se agolpaba en la calle para el paso del “Nabo de Medinaceli” o “El Nabo de los gitanos”.
Y nosotros como no podíamos ser menos nos metimos en toda la pomada. Para que os hagáis una idea aquí os pongo un video digno de reporteros intrépidos como yo.


Cuando acabo el día no dirigimos a Tokyo y disfrutamos de una barra libre de Pizzas en el corazón de Shibuya. Por 6 euros barra libre de Pizza durante 2 horas. ¿Quién da más?.

Para despedirme mostraros algunas cosas curiosas de Shibuya, como por ejemplo un bar Español con una bandera como Dios manda. Y sengudo, lugar el trabajo más complejo del mundo el controlador de puertas de garaje. Sin duda es mejor que no hacer nada...

26 de mayo de 2009

Callejeros Viajeros en TOKYO

Bueno esta vez vengo con noticias frescas. Esta semana y casi por sorpresa me he enterado que han hecho un documental los de Callejeros de Cuatro en Tokyo. Desgraciadamente no hemos podido salir, sin embargo algunas de las personas que podéis ver en el vídeo son algunos de nuestros amigos o mejor dicho, nuestros compañeros de BBQ. Ya que el último fin de semana pasamos bastante tiempo con todos ellos.

Así que sin más preámbulos aquí os dejo el link de youtube donde podéis ver todos los vídeos. Están bastante bien y representan de una manera bastante fiel todo lo que significa Tokio, para nosotros, los españolitos que vivimos aquí.

Un abrazo a todos y a disfrutar.

http://www.youtube.com/watch?v=iTBw14_jinI&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=x3zh6ubp_9s&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=rgWqnDqiKQU&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=wj_4YTdygfs&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=qexy2n0Dc6I&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=ooYJf-m_h5A&feature=related

19 de mayo de 2009

Hanami 花見

Bien como me puedo imaginar muchos de vosotros, como yo la primera vez que leí esta palabra, no entenderéis que significa. No os preocupéis para eso estamos aquí. Literalmente la palabra Hanami (http://es.wikipedia.org/wiki/Hanami) significa “ver flores”. Desde mi punto de vista el nombre es muy bonito pero es una clara tapadera de la palabra “botellón” y ahora entenderéis porque. Como siempre ya están estos japos copiando y mejorando tradiciones de otras tierras. ;P

Y diréis: pero, ¿qué flores? En Japón la flor más famosa y respetada es la flor del cerezo. Para ellos es como un símbolo nacional y lo tratan como algo especial único en el mundo. Como todos los que hayaís oido hablar del Valle del Jerte sabéis, la flor del cerezo sólo se puede admirar durante una semana muy concreta en todo el año. Aquí ocurre lo mismo y es esta semana la que los japoneses utilizan para hacer el Hanami. También hay que decir que según la zona el hanami cae en una semana o en otra por lo que el florecimiento del cerezo se produce primero en las zonas cálidas del sur de Japón y se va desplazando hacía el norte. De lo que se trata es de ir a los parques, estirar unas mantas azules para no llenarse de polvo, beber y charlar con los amigos mientras se disfruta de las vistas. Para que os hagáis una idea aquí os dejo unas fotos.
Nosotros como somos así guays hicimos Hanami dos fin de semana consecutivos. Porque nosotros lo valemos. El primer fin de semana disfrutamos de las vistas en el parque Ueno (http://es.wikipedia.org/wiki/Ueno) durante la mañana para mas adelante acercarnos, por la tarde al parque de Yoyogi (http://en.wikipedia.org/wiki/Yoyogi_Park) donde nos esperaban unos amigos. Quizá estos dos parques son los más famosos de Tokyo donde la gente disfruta del Hanami por esa razón, os podéis imaginar la cantidad de gente que había. Una vez terminada la visita al parque de Ueno nos dirigimos a Yoyogi donde nos encontraríamos con nuestra amiga Marta, otra madrileña por el mundo que está estudiando arquitectura en la universidad de Tokyo. No sin antes repostar en donde siempre.Pero por sorpresa no fue la única persona que nos encontramos y allí no juntamos no se sabe cuantas personas. A eso de las 6 llegó la noche hacía frío y decidimos movernos de sitio. Uno de nuestros nuevos amigos nos llevó a un bar bastante chulo, pequeñito pero con muy buena música donde pasamos el resto de la tarde hasta las 10.30 cuando por desgracia tuve que coger el tren para irme al pueblo.
El fin de semana siguiente, fue más de lo mismo. Lo único que en esta ocasión la fiesta la comenzamos en el parque de Yoyogi directamente. Allí nos esperaban nuestros amigos Vulcanus y algunas nuevas adquisiciones de alguna que otra fiesta que hemos tenido por ahí. Así que allí pasamos la tarde jugando al volley, bebiendo y comiendo. El parque de Yoyogi, desde mi punto de vista, es mucho más entretenido que el de Ueno. Todas las cosas raras que te puedas encontrar allí están. Desde Elvis bailando en medio de la calle, rapers, gente haciendo malabares, música en directo (aunque recientemente lo han prohibido con motivo de la visita del COI a Tokyo para la calificación de los Juegos Olímpicos que van a dar a Madrid para 2016 :P), en fin, de todo. Como muestra os dejo algunas fotos.

Sin más preámbulos os hago un avance de lo que hicimos el día siguiente.
Si, si, nos fuimos de procesión como tienes que ser en Semana Santa. Pero en esta ocasión era una procesión un poco especial, en vez de un Cristo o una Virgen lo que se paseaba esta ocasión era un Pene. Si, lo que se ve en la foto es un pene. Ellos lo llaman Kanamara Matsuri pero mi amigo Alex encontró la traducción perfecta al español, y me quedo con ella. Lo bautizamos como el “Domingo de Rabos”.

Hasta pronto Mister Marshall

Otra vez me veo en el compromiso de hablar de fiestas. La semana pasada (hace ya 2 meses) 3 de los becarios de Akebono acababan sus becas. La verdad es que aunque habíamos estado poco tiempo juntos había bastante buena relación con todos ellos. Así que como es tradición en este país hicimos un Izakaya para celebrarlo antes de su partida.
En cuestión se trataba de mi amigo Ian, de Newcastle (Reino Unido) y de Jessica y Henrike de Alemania. Cada uno de ellos trabajaba en distintos departamentos pero siempre hacíamos por juntarnos para tomar un café y charlar un rato sobre todo en general. La fiesta fue organizada por mi jefa de recursos humanos, la señorita Laura Runne procedente de Finlandia una tía muy maja por cierto.
Al final al acontecimiento asistieron muchos japoneses de la empresa que saben hablar ingles y que se apuntan a este tipo de eventos para poder practicar un poco, ya que en Japón, como he dicho alguna vez, el tema de hablar inglés no es tan fácil. Así que, allí nos reunimos todos para cenar y para salir de fiesta. El acontecimiento estuvo muy bien porque tuvimos la oportunidad de hablar un poco de japonés y un poco de inglés, lo que siempre hace las cosas más fáciles.

Al terminar la cena nos dirigimos al lugar de fiesta por excelencia para extranjeros en Tokyo, Roppongi (
http://en.wikipedia.org/wiki/Roppongi). Se trata de una zona muy cosmopolita donde todos los turistas suelen salir de marcha. Así como este sitio es lugar de culto para los turistas que buscan fiesta en Tokyo, es sitio odiado por algunos japoneses que dicen que eso no es Japón. Aún así, nosotros siempre que vamos nos lo pasamos bien.
Allí pasamos toda la noche bailando y charlando un rato. Aunque al final de la jornada toco la despedida. Es ese uno de los momentos en los que piensas que esas personas con las que has compartido ciertos momentos de tu vida quizá nunca las vuelvas a ver más. (o si)

Midterm report

El día 13 de Marzo llegó la hora de la verdad. Era el momento en el que todos los Vulcanus nos íbamos a reunir otra vez después de casi 3 meses, para intercambiar impresiones de todo tipo sobre nuestras nuevas vidas en la empresa. La verdad es que después de haber estado conviviendo todos juntos durante 4 meses los 3 primeros meses en la empresa casi solos se hicieron duros.
En esta ocasión, todos trajeados, teníamos que realizar unas presentaciones delante de todo el mundo, en japonés, como no, sobre cómo iban desarrollándose los acontecimientos en las empresas. Como os podréis imaginar había presentaciones de todo tipo. Estaban los que las hicieron en inglés, los que las hicieron en español, inglés y japonés, como nuestra amiga Lara. Que la tocó la última y después de 35 presentaciones de 20 minutos cada una como que ya no tenía cuerpo para nada. También estaban los que directamente se olvidaron la presentación en casa y tuvieron que improvisar, como nuestro querido amigo Juan Antonio. El pobre lo pasó bastante mal porque hacía referencias constantemente a las transparencias en su discurso y claro, sin las transparencias como que no es igual. Los que las hacian en el momento.
También los había, directamente, que hablaban de una cosa y ponían transparencias de una cosa que no tenía nada que ver, como nuestra amiga Tiina. Habló de arquitectura y puso transparencias del metro de Tokio. Estos arquitectos tienen una imaginación impresionante. Hubo también quien no hizo una presentación sino una actuación como el gran Emilio y luego, como no, estaban también los que se quejaron un poco e hicieron referencias a los derechos humanos, etc.
Pero también estaba la presentación combinada que hacíamos Eric y yo. Sin duda alguna la típica presentación coñazo. Menudo pestiño, me estaba aburriendo hasta yo. Allí nos pusimos mano a mano la alianza hispano-francesa y hasta que no ganamos al público por aburrimiento nada. Así que se dedicaban a otros negocios.
Tras un día tan largo y tras un recuentro tan esperado también tocó fiesta. En esta ocasión salimos por Shibuya uno de los barrios más famosos de Tokyo. Seguramente os suene a todos por la película “Lost in Translation” que da título a este blog. Allí estuvimos un rato tomando algo y luego para casa que mucha gente tenía que coger trenes, autobuses, aviones, etc… a la mañana siguiente.