19 de mayo de 2009

Hanami 花見

Bien como me puedo imaginar muchos de vosotros, como yo la primera vez que leí esta palabra, no entenderéis que significa. No os preocupéis para eso estamos aquí. Literalmente la palabra Hanami (http://es.wikipedia.org/wiki/Hanami) significa “ver flores”. Desde mi punto de vista el nombre es muy bonito pero es una clara tapadera de la palabra “botellón” y ahora entenderéis porque. Como siempre ya están estos japos copiando y mejorando tradiciones de otras tierras. ;P

Y diréis: pero, ¿qué flores? En Japón la flor más famosa y respetada es la flor del cerezo. Para ellos es como un símbolo nacional y lo tratan como algo especial único en el mundo. Como todos los que hayaís oido hablar del Valle del Jerte sabéis, la flor del cerezo sólo se puede admirar durante una semana muy concreta en todo el año. Aquí ocurre lo mismo y es esta semana la que los japoneses utilizan para hacer el Hanami. También hay que decir que según la zona el hanami cae en una semana o en otra por lo que el florecimiento del cerezo se produce primero en las zonas cálidas del sur de Japón y se va desplazando hacía el norte. De lo que se trata es de ir a los parques, estirar unas mantas azules para no llenarse de polvo, beber y charlar con los amigos mientras se disfruta de las vistas. Para que os hagáis una idea aquí os dejo unas fotos.
Nosotros como somos así guays hicimos Hanami dos fin de semana consecutivos. Porque nosotros lo valemos. El primer fin de semana disfrutamos de las vistas en el parque Ueno (http://es.wikipedia.org/wiki/Ueno) durante la mañana para mas adelante acercarnos, por la tarde al parque de Yoyogi (http://en.wikipedia.org/wiki/Yoyogi_Park) donde nos esperaban unos amigos. Quizá estos dos parques son los más famosos de Tokyo donde la gente disfruta del Hanami por esa razón, os podéis imaginar la cantidad de gente que había. Una vez terminada la visita al parque de Ueno nos dirigimos a Yoyogi donde nos encontraríamos con nuestra amiga Marta, otra madrileña por el mundo que está estudiando arquitectura en la universidad de Tokyo. No sin antes repostar en donde siempre.Pero por sorpresa no fue la única persona que nos encontramos y allí no juntamos no se sabe cuantas personas. A eso de las 6 llegó la noche hacía frío y decidimos movernos de sitio. Uno de nuestros nuevos amigos nos llevó a un bar bastante chulo, pequeñito pero con muy buena música donde pasamos el resto de la tarde hasta las 10.30 cuando por desgracia tuve que coger el tren para irme al pueblo.
El fin de semana siguiente, fue más de lo mismo. Lo único que en esta ocasión la fiesta la comenzamos en el parque de Yoyogi directamente. Allí nos esperaban nuestros amigos Vulcanus y algunas nuevas adquisiciones de alguna que otra fiesta que hemos tenido por ahí. Así que allí pasamos la tarde jugando al volley, bebiendo y comiendo. El parque de Yoyogi, desde mi punto de vista, es mucho más entretenido que el de Ueno. Todas las cosas raras que te puedas encontrar allí están. Desde Elvis bailando en medio de la calle, rapers, gente haciendo malabares, música en directo (aunque recientemente lo han prohibido con motivo de la visita del COI a Tokyo para la calificación de los Juegos Olímpicos que van a dar a Madrid para 2016 :P), en fin, de todo. Como muestra os dejo algunas fotos.

Sin más preámbulos os hago un avance de lo que hicimos el día siguiente.
Si, si, nos fuimos de procesión como tienes que ser en Semana Santa. Pero en esta ocasión era una procesión un poco especial, en vez de un Cristo o una Virgen lo que se paseaba esta ocasión era un Pene. Si, lo que se ve en la foto es un pene. Ellos lo llaman Kanamara Matsuri pero mi amigo Alex encontró la traducción perfecta al español, y me quedo con ella. Lo bautizamos como el “Domingo de Rabos”.

No hay comentarios: